Propiedades del melón amargo

El melón amargo, que también se conoce con otros nombres como calabaza amarga o Momordica charantia es un vid tropical que pertenece a la familia de las calabazas y tiene una forma muy parecida al calabacín y el pepino.

Su fruto es un bien muy preciado y se cultiva en todo el mundo pero se consume en gran parte en países asiáticos.

La variedad china de este vid es larga, de un color verde pálido y está cubierta de unas protuberancias que recuerdan a las verrugas.

La variedad india es un poco mas estrecha tiene los extremos puntiagudos y de textura áspera. Su corteza es mas irregular.

Aporte nutricional del melón amargo

El melón amargo es una gran fuente de nutrientes esenciales tales como Vitamina C, Vitamina A, Fibra y ácido fólico.

Una taza (94 gramos) de melón amargo crudo proporciona:

  • Calorías: 20
  • Carbohidratos: 4 gramos
  • Fibra: 2 gramos
  • Vitamina C: 93% de la ingesta diaria de referenacia (RDI)
  • Vitamina A: 44% de la IDR
  • Folato: 17% de la IDR
  • Potasio: 8% de la IDR
  • Zinc: 5% de la IDR
  • Hierro: 4% de la IDR

IDR = Ingesta diaria recomendada

Como ves, gran parte de los nutrientes que aporta el melón amargo es la Vitamina C. La Vitamina C es un nutriente esencial para el ser humano que previene enfermedades, ayuda a la formación de huesos y agiliza la cicatrización de heridas.

También tiene un gran aporte de Vitamina A, una vitamina liposoluble que promueve la salud de la piel y favorece una visión adecuada.

Proporciona ácido fólico que es esencial para el crecimiento y el desarrollo, así como pequeñas cantidades de potasio, zinc y hierro.

El melón amargo es muy bajo en calorías, pero en cambio proporciona una gran cantidad de fibra, mas del 8% de la cantidad diaria recomendada.

Melón amargo para la diabetes

Gracias a sus potentes propiedades medicinales, el melón amargo ha sido utilizado durante mucho tiempo por las poblaciones indígenas de todo el mundo para ayudar a tratar afecciones relacionadas con la diabetes.

Muchos estudios durante los últimos años han demostrado la relación de la fruta con el control de la cantidad de azúcar en la sangre. En uno de los estudios se juntaron 24 adultos con diabetes diagnosticada y durante 3 meses tomaron una cantidad diaria de 2.000mg de melón amargo, se demostró que disminuyó el azúcar en la sangre y la hemoglobina A1c. Además, el suplemento disminuyó significativamente los niveles de fructosamina.

Se cree que el melón amargo mejora la forma en que se usa el azúcar en los tejidos y promueve la secreción de insulina, la hormona responsable de regular los niveles de azúcar en la sangre

Melón amargo para combatir el cáncer

Aunque los estudios humanos que se han podido realizar por ahora para demostrar las propiedades curativas del melón amargo, son limitados, las investigaciones sugieren que el melón amargo contiene ciertos compuestos con propiedades que puedes ayudar a combatir el cáncer.

Por ejemplo, un estudio de probeta mostró que el extracto de melón amargo fue efectivo para matar las células cancerosas del estómago, el colon, los pulmones y la nasofaringe, el área ubicada detrás de la nariz en la parte posterior de la garganta

Otro estudio de probeta tuvo hallazgos similares, informando que el extracto de melón amargo fue capaz de bloquear el crecimiento y la propagación de las células de cáncer de mama al tiempo que promovió la muerte de las células cancerosas

Se necesita más investigación para determinar cómo el melón amargo puede afectar el crecimiento y desarrollo del cáncer en humanos cuando se consume en las cantidades normales que se encuentran en los alimentos.

¿Puede ayudar el melón amargo a reducir el colesterol?

Lo cierto es que parece que varios estudios, todos realizados en animales, encontraron que el melón amargo puede disminuir los niveles de colesterol para apoyar la salud general del corazón.

En un estudio en ratas que tenían una dieta alta en colesterol se observó que la administración de extracto de melón amargo condujo a una disminución significativa en los niveles de colesterol total, colesterol LDL «malo» y triglicéridos.

Debes tener en cuenta que en estos estudios realizados en animales, se utilizan grandes dosis de extracto de melón amargo y no se ha podido demostrar como se adaptan estos resultados a la dieta humana.